Yuki Nânjo

Ir abajo

Yuki Nânjo

Mensaje por Yuki el Vie Jun 29, 2012 6:25 am



DATOS BÁSICOS


NOMBRE:
Nânjo Yuki
SEUDONIMO:
Zorro
PROCEDENCIA:
Planeta Tierra
EDAD:
Aparenta entorno a 30 años, tiene unos 1.000
GRUPO:
Hechicero
SEXO:
Masculino
ORIENTACION SEXUAL:
Bisexual
EMPLEO:
Pluriempleo en La Tardis
DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
Me muestro como soy sin miedo alguno. No me importa que opinen de mi. Lo importante en esta vida es que te acepten tal cual eres, porque si muestras una fachada distinta no te quieren por quien eres sino por lo que aparentas. Dicen que soy un desastre por lo vago, aunque si algo me apasiona realmente soy el primero en ponerme manos a la obra. Para ayudar a mis amigos soy el primero en exponerme. No me importa sacrificarme por aquellos que quiero y admiro. Para mí la amistad está por encima de cualquier otra cosa.

Dicen que tengo carisma, la de un payaso concretamente. Sonrío como un idiota, hablo como un zafio, y aún así te puedo provocar una buena carcajada. No me gusta la gente seria, de esas que van caminando como si tuvieran un palo metido por el culo. Lo mejor en esta vida es ser desenfadado.

Mi mayor preocupación es la seguridad del cachorro que llevamos con nosotros. No quiero que le pase nada ni nos pase nada a nosotros. Sé que es una máquina de matar, pero cuando lo veo dormido sobre mi cuerpo mientras le leo alguna historia olvido su verdadera edad y todo su pasado. Para mí es un crío que me necesita, igual que necesita a su padre.

Sé guardar secretos, algunos demasiado terribles.
DESCRIPCIÓN Fisica
No sé como definirme físicamente, porque si por mi fuera diría que soy el bombón que buscabas. Sin embargo, sé que a todos no podemos gustar y sobre todo a las damas. Las mujeres son extremadamente complicadas, los tios solemos ir más a nuestro aire.

Puedo deciros cosas que saltan a simple vista:

Mido prácticamente 2 metros y tengo un aspecto fibroso debido a mi buena forma física, pues aquí o comes o te comen. Mis ojos son color café igual que mis cabellos, aunque son teñidos pues su color original es negro. Mi piel es algo clara, tal vez porque no suelo tomar últimamente mucho el sol. Me gusta estar oculto en la nave de aquí para allá guardando los secretos más dolorosos. Soy asiático y eso hace que todos piensen que la tengo pequeña, pero no... lo que abulta mi pantalón es mío, sólo mío, y no son calcetines enrollados.

Me gustan mis manos, son de dedos finos pero muy masculinos. Tengo unas manos ásperas y algo cayosas por culpa de mi trabajo. Siempre las tengo sucias, salvo cuando las lavo a conciencia para que me dejen sentarme a la mesa. Jamás he tenido las uñas largas, odio la mugre metida bajo estas porque se ve algo asqueroso incluso para mi.

Siempre voy con mi rata Paula, o más bien ella va conmigo. Tengo una rata gris que se sube a mi cabeza y tira de mis cabellos para que le haga cierto caso. Digamos que Pinocho tenía un puto grillo, pues yo tengo una Rata. Cada uno tiene una conciencia a su manera.

DATOS FAMILIARES
HISTORIA
Siéntate encanto, vamos a dialogar largo y tendido. Verás esta historia no empieza con el típico final feliz, ni siquiera tiene un final feliz ni un principio feliz. No hay felicidad, pero te aseguro que me lo he pasado de muerte. Yo soy un tipo peculiar, así que te pido paciencia bombón. Soy lo que se dice un callejero, una escoria social, un puto amo del engaño y bueno un hechicero mediocre. Pero lo de mediocre es porque no tienen paciencia, nadie la tuvo conmigo. Eso sí, yo a la naturaleza no le haré jamás nada. No soy un chungo. Bien, empecemos por donde tengo que empezar y es con diez años. No tengo conciencia del resto de mi vida, así que no me busquéis la forma que diga algo más.

Tenía diez años cuando me di cuenta de mis posibilidades. Estaba en una especie de prisión, un maldito orfanato. Durante dos años bagué solo por las calles sin problemas alguno, viví en las alcantarillas y fui libre. Pero terminaron dando conmigo, cosa que debió ser por un chivatazo. Me sacaron de mi cómodo colchón y me tiraron a la ducha helada de ese sitio. Lo primero que sentí fue rabia, luego noté como el agua parecía conectarse conmigo y dirigirse a la persona que me atacaba con la manguera de agua congelada.

Los días siguientes fueron raros, me estuvieron investigando y terminaron dándome a una familia. No le dijeron nada, sólo que necesitaba una educación severa y de forma apremiante o no sé que coño. La cosa se puso seria. El tipo que me atrapó era un hechicero con un aura que no me gustaba, todo se moría a su alrededor y eso me hacía sentir triste. Yo amaba la naturaleza, aunque fuera la naturaleza urbana, porque me hacía sentir especial. Quiso obligarme a ser como él, pero con doce me escapé de casa.

Hasta los veinte estuve huyendo de un lado a otro, no me había dado cuenta del tiempo que había pasado. Un día miré un calendario y me di cuenta que era Diciembre, el Diciembre de mis veinte años. Días más tarde una señora muy agradable dijo que me ayudaría, haría de mi un buen hombre y no un ratero. Iba de un lado a otro en una moto armando jaleo, era un ser bastante torpe, pero le caí bien porque parecía estar conectado a la naturaleza sin saberlo.

Joder, jamás olvidaré las arrugas de su rostro y sus cabellos canosos. Esa mujer podía tener cientos de años y aún así tenía fuerza, yo lo notaba. Me enseñó varios conjuros, uno de ellos eran pociones para convertirse en animal. A mí sólo me salía la poción de zorro, pero era divertido. Decía que era tan zalamero y astuto como uno, sólo que tenía que poner atención y lo puse. Terminé en un ritual extraño, rodeado de mujeres más jóvenes que ellas y todas aplaudieron cuando finalizó. Junto a mis pies había una rata.

Yo llamé a la rata Paula y Paula se convirtió en mi mascota, la alimentaba y quería. Casi no me ponía a buscar el desarrollo de mis poderes, prefería investigar sobre mecánica y cuidar a la que acabé llamando madre. Ella murió cuando cumplí el cuarto de siglo, me legó parte de su amor y una pequeña casa. Allí viví tranquilo incluso en medio de la guerra, tenía un pequeño refugio donde mi rata y yo nos acomodamos.

Cuando todo pasó la destrucción en la Tierra era un hecho. Decidí trasladarme a una de las metrópolis, esa New New York sonaba bien y fue agradable encontrar aire puro. Allí viví en las cloacas junto a Paula y sus amigas, salía en las noches para entrar en las casas cuyos inquilinos no estaban. Sólo me duchaba y robaba algo de comida, sólo eso. Sin embargo una noche ocurrió algo extraño.

Entré en una unifamiliar con su hermoso jardín, todo era como en los años 1950 pero tecnológico. Se veía un barrio tranquilo y lleno de amor, muy familiar. Todo eso me hacía desear que Yuri estuviera conmigo, ella era mi maestra y la mujer que tanto me cuidó. Lo que encontré en esa vivienda fue el caos. Un niño lloraba desesperado, no tendría más de seis años y junto a él estaba el cadáver de su padre.

“Papi tengo hambre, papi.”

Los enormes ojos de aquel chico me destrozaron. Yo siempre iba de duro y de chungo, pero esos ojos eran los mismos que yo había tenido una vez pero más grandes y más bonitos. Olía a vampiro y a hombre lobo, había aprendido a diferenciar esos aromas gracias al viento el cual me ayudó casi sin rogárselo.

“Papi está cansado pero tito Yuki te dará de comer, pero antes nos vamos a dar un buen baño”

No muy lejos de esa dantesca escena había un hombre destrozado, parecía otro vampiro pero la casa no olía a él. Pregunté a la naturaleza y lo poco que me dijo fue sin duda que ese idiota era un intruso. El pequeño cachorro se acercó a mí abrazándome.

“Papi no me dio cena hoy, tengo hambre”

Estaba desnudo, las ropas que había llevado se encontraban regadas por toda la habitación y sus pequeños colmillos de vampiro relucían como dagas. Ese niño era un mestizo, uno de esos engendros. Corrí a llevarlo al baño y me desaparecí, prácticamente esfumé, para ir a la alcantarilla y volver con varios productos. No iba a permitir que ese niño se quedara solo.

Durante dos meses trabajé día y noche en un prototipo de robot, uno que había imaginado años atrás y que con ciertos componentes robados lograría crear para él. El cerebro del vampiro lo conservé en perfectas condiciones para que siguieran sus recuerdos en él, tomándolos para el nuevo padre inmortal que poseería el pequeño. Creé un cyborg y le dije que papá había despertado después de un largo sueño, como la princesa del cuento. El niño lo creyó y cuando llegó la hora de irme no podía. El cyborg podía estropearse y el pequeño lloraría por ello. Así que me convertí en su segundo padre y mi rata en su juguete.

Hace unos años nos topamos con un tipo peculiar, al principio creí que estaba loco pero luego supe que eran dos en realidad y que estaban aún más locos de lo pensado. Por un poco de cerveza, cama y comida para el cachorro así como materiales mejorados para Cat, el Cyborg, me enrolé en una locura mayor a la que yo podía imaginar. Llevo un par de siglos con ellos, pero la verdad es que ya son para mi una familia.

Bueno como habréis supuesto yo me llamo Yuki, tito Yuki sólo para el cachorro y bueno Zorro para el resto. Me llaman Zorro porque es el único animal que sé hacer con pociones... y porque siempre hablo de las chicas que conozco como las pequeñas zorritas que alegran mi madriguera, lástima que nunca se quedan mucho rato porque no soportan a un tipo como yo. Claro que yo no sé vivir en pareja, me resulta algo difícil tener la cremallera en alto.

FAMILIARES
Nombre
Edad • Grupo • Ocupación • Vivo o Fallecido
Padre: Oh, sí de mi padre puedo decir muchas cosas como: No tengo idea de quién eres y ojala jamás nos topemos.

Madre: Una zorra malparida que me abandonó a mi suerte. ¿Tengo algo más que decir sobre ella? Creo que no.

Cat: Como vampiro jamás llegué a conocerlo, como cyborg puede decirse que es mi hijo. Creé a Cat para devolverle la vida, de alguna forma, y que Román no estuviera solo. Se ha vuelto alguien muy importante para mi. Si no me conociera bien diría que estoy enamorado, pero eso jamás ha pasado. Mi amor hacia Cat es como hacia un hermano pequeño al cual debo cuidar.

Román: Es como un hijo o un sobrino. Cuido a este chico desde que no medía más allá de un par de centímetros. Era una linda bola de pelos juguetona. Ahora es un chico bastante adulto que sabe más o menos lo que quiere.

Los gemelos Rose: Son mis jefes y mis amigos. Estimo su forma de vida, es agradable conocer a personas como ellos aunque a veces chocamos.

OTROS DATOS
FOBIAS
Que Cat o Román descubran la verdad.

HABILIDADES
- Levitar objetos
- Transmutar materia
- Materializar objetos
- Oír a los elementos
- Controlar un elemento - Fuego
- Comunicarse con su familiar – Se llama Paula y es una rata


DON ESPECIAL
Metamorfosis: He aprendido a cambiarme como zorro. Es un proceso complicado. La mujer que me enseñó también lo tenía como don. Ella supo que yo tenía la semilla de la naturaleza demasiado arriagada a mi alma, sin embargo sólo puedo hacerlo en zorro y no en otros animales como ella había conseguido. No sé si llegaré a ser como ella, pero me gustaría. La naturaleza para mí es muy importante.

ARMAS
Una pistola que compré hace años, la cual puede ponerse cualquier tipo de bala.

Un idiotizador de demonios. Creé el arma yo mismo después de ver varios modelos bastante caros. El mío tiene un componente que les causa estremecimiento y provoca que se aturdan como sucede con el idiotizador de Oráculos. Me ha ido bien con él, no me puedo quejar.

GUSTOS Y DISGUSTOS
Me Gusta:
-La naturaleza.
-Los animales salvajes.
-Comer y beber, sobre todo beber.
-El ejercicio físico por las mañanas hasta quedar prácticamente agotado.
-Mis siestas son sagradas.
-El sexo.
Odio:
La destrucción que está logrando el ser humano con nuestro planeta, somos unos jodidos imbéciles comprados al mejor postor.

OTRAS PERTENENCIAS
Tengo muchas revistas, sobre todo de motor. Me gustan las naves espaciales, las motos, los coches y cualquier cosa que me haga desplazarme con rapidez y chulería.

Mi rata, aunque para mí es una amiga. Me gusta dormir con ella, se siente su cuerpo agradable y calentito en el invierno.

avatar
Yuki
Hechicero
Hechicero

Mensajes : 804
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.