Rafael, Apolo

Ir abajo

Rafael, Apolo

Mensaje por Rafael el Vie Jun 29, 2012 4:44 am



DATOS BÁSICOS


Nombre: Rafael
Seudonimo: Apolo
Procedencia: Saturno
Edad: Real 8.000 años Aparente 25 años
Grupo: Ángel
Orientación Sexual: Heterosexual
Empleo: Actualmente permanece encerrado en la Fortaleza de Saturno a espera de nuevo juicio. Lleva allí alrededor de 400 años esperando poder convencer a sus hermanos que no está loco.
DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
La bondad es el camino que uno debe seguir en esta vida. Debe aprender que la caridad, la amabilidad y la preocupación por los enfermos, así como niños, y buenos sentimientos es imprescindible. El bien no es una palabra hueca, es una palabra que debe ser rellenada con actos en los cuales la fe y la generosidad estén presentes. Si bien, no hay que ser blando y jamás se debe olvidar del poder, la responsabilidad, y la lucha por la verdad.

Tiene por lo tanto un carácter afable, si bien sabe defenderse y defender a los más débiles. Tiene un espíritu desinteresado y libre. Su único superior es él mismo, el único al cual se encomienda, por lo tanto no acepta las normas que otros le impongan si no está a favor de aquello que cree bueno y necesario.

Es un hombre distante en ocasiones, posee una imagen de melancolía infinita en sus ojos de un azul profundo similar al cielo veraniego. Se expresa con la mirada y las tímidas marcas de expresión que poseen sus ojos, así como los hoyuelos que antaño marcaban sus mejillas.

Actualmente se encuentra deprimido y molesto. Sus hermanos creen que está perdiendo su batalla con la cordura, pues sigue empeñado en la labor de cuidar y proteger a los más débiles. Es un hombre de palabra y por ello no desea rendirse. Aún cree en la bondad en los cálidos corazones de los hombres. Cada día llora amargamente por su cautiverio, sabe que allá fuera los hombres sufren buscando a un Dios bondadoso que él una vez fue.


También se encuentra terriblemente preocupado por las breves noticias que posee de su hermano Killian, teme que haya caído en malas manos y esté sufriendo terriblemente sin su apoyo. Suele mirar sus manos recordando el tacto que poseía las de su hermano, manos que se colocaban sobre las suyas mientras en silencio conversaban sin necesidad de mover sus labios.
DESCRIPCIÓN Fisica
Sus cabellos son dorados como las espigas de trigo, sus ojos azul turquesa como el mar y en ocasiones azules como el cielo en verano. Tiene una boca apropiada a su rostro, labios algo carnosos y un mentón muy masculino. Sus pómulos están marcados y su rostro queda perfectamente formado por sus cejas, las cuales parecen cinceladas. Cuando sonríe se marcan unos breves hoyuelos.

Su piel es algo tostada, ya que ama recorrer los caminos buscando peregrinos y personas que han abandonado la fe en la humanidad. Él restaura todas las heridas, sean cuales sean, mientras su mano se estrecha con la de estos hombres en muestra de hermandad, igualdad y respeto. Su ropa suele ser por lo tanto bastante sencilla, tan sólo unos pantalones de tela vaquera algo desgastados y una camisa de algodón. Suele gastar zapatos cómodos, aunque pueden incluso encontrarlo descalzo caminando sobre la hierva recién cortada para disfrutar de la agradable sensación.

Sus músculos están marcados dándole un aspecto algo imponente y atractivo, tiene un canon de belleza griego para ser exactos y llega a los ciento noventa centímetros de estatura. Posee una espalda algo ancha en la cual se deja caer su arco y flechas, así como su espada.

Posee cuatro alas, dos de gran tamaño y otras de menor vistosidad. Con estas alas puede alcanzar velocidad increíbles sobrevolando edificios y paisajes que en ocasiones pueden ser desoladores. Sus plumas son blancas, aunque posee decenas en tono dorado y plateado en sus puntas. Tiene un resplandor propio cuando el sol cae sobre sus alas, sol que hace décadas que no puede contemplar.

DATOS FAMILIARES
HISTORIA
Fue una de las primeras generaciones que nació del vientre de una mujer, un ángel que lo gestó durante nueve eternos meses. Desde su nacimiento recuerda el aroma dulce de la piel de su madre, un tacto cálido que le hacía adormecerse hasta perder la consciencia. Sus rubios cabellos eran aún más dorados, parecían espigas de trigo acariciados por los finos dedos de su madre.

En el vientre de Leto, su madre, germinó otra semilla prohibida, fruto de un amor de verano entre su padre Zeus y la joven de ojos de hielo. Pocos minutos después de su doloroso nacimiento lo hizo su hermano Killian. Killian siempre tuvo un aspecto delicado y una piel mucho más lechosa. Poseía la belleza de su madre y una dualidad en su sexo que siempre enterneció a su hermano.

Rafael siempre fue precavido con Killian, jamás dejó que estuviera solo ni un momento. Temía que verse solo sin la sonrisa tímida de su mellizo. Los cabellos dorados de ambos hermanos se enredaban en las tardes de verano preguntándose qué había más allá de la nebulosa, mucho más allá de aquellos puntos de luz lejanos. Solían conversar largas horas mientras los animales se aproximaban a ellos sin miedo alguno.

-Algún día viajaremos lejos de aquí, lejos de las lágrimas de madre.-solía decir mientras estrechaba a su hermano contra él mientras deseaba proteger la inocencia avispada de su hermano.

Leto languidecía por un amor prohibido. Zeus estaba comprometido con otra mujer, la cual tuvo hijos fuertes y sanos con aquel coloso de ojos de zafiro y piel tostada. Los cabellos rubios, prácticamente blanquecinos, del denominado Dios por los hombres siempre se movían sin viento aparente. La furia que reinaba en él era similar a la lujuria, la cual le dominaba. Leto finalmente murió al quebrarse su corazón. Se fue apagando lentamente intentando luchar por sus pequeños, pero finalmente terminó descansando la piedra de su pecho junto a la grieta de la cual surgieron los primeros brotes de vida.

Rafael tomó la posición de cabeza de familia y optó por el celibato pese a su juventud. Varias mujeres se acercaron a él en los siglos posteriores, sin embargo él no se interesó en ellas. Su único deseo era cuidar a su hermano y evitar que cayera en el dolor que había sentido su madre.

Cuando aún eran jóvenes se habló entre los aldeanos de la posibilidad de viajar a otros mundos, pues al parecer había vida más allá de los planetas más cercanos. Él aceptó el reto y añadió su nombre a la lista, junto al nombre de su hermano. Ambos habían soñado con viajar lejos de los campos que tan bien conocían. Deseaban ir más allá, investigar los orígenes comunes que podían poseer con otras razas y quizás encontrar a iguales.

La primera impresión que tuvo al llegar a la Tierra fue sobrecogedora. Era mucho más cálida y frondosa, los animales parecían poblarlo todo igual que las raíces de altos árboles cargados de frutos. Sonrió satisfecho por estar en un mundo tan hermoso como aquel, un lugar que parecía estar lleno de vida. Experimentó deseos de llorar, también reír e incluso gritar. Sin embargo, se mantuvo en silencio acariciando las flores de colores llamativos y aromas agradables.

Fue tomado como el Dios cercano a la destreza del tiro con arco, el cual disfrutaba junto a su hermano, la medicina y la curación del cuerpo y las almas. También se le señaló como el jefe de las musas, pues siempre tuvo don de palabra debido a su amabilidad y sinceridad. Ellas ayudaban a los hombres para ofrecerles lo mejor de ellas mismas. Los hombres comenzaron a ser diestros en las artes como la pintura, escultura o música. Disfrutaba de las fiestas con una sonrisa bondadosa mientras contemplaba de lejos a la única mujer que parecía no necesitar caminar sensualmente para ser adorada, amada y respetada.

Tuvo romances con algunas mujeres, aunque siempre breves, y siempre con ángeles que venían a la Tierra en busca del calor del sol, la belleza de los bosques y la gratitud de los hombres. Sin embargo, mantenía su mente clara y el celibato jamás cayó hasta que decidió intentar olvidar su primer y único amor. Sus amores platónicos eran breves en comparación con la atracción que sentía por Olivia. Jamás dijo nada en temor a perder su amistad, aún hoy permanece en silencio sollozando al desear tenerla a su lado por unos breves instantes al día. Pocas son las veces que tiene la fortuna de verla en prisión.

Ahora está cautivo, pues fue el último ángel que permaneció en la Tierra intentando evitar lo inevitable. Sufrió amargamente la partida de sus familiares, incluso compadeció a su padre en los últimos minutos de su vida. Sin embargo, se mantuvo firme y fuerte hasta que Miguel y Uriel aparecieron llevándoselo a rastras hasta Saturno. Allí fue juzgado por locura, encerrado en penosas condiciones y prácticamente olvidado.

Apolo, el Dios que se convirtió en un Arcángel para los hombres, el guerrero laureado y el romántico empedernido, el niño de ojos vivaces que observaba en las estrellas, ahora es un preso más en una Fortaleza inexpugnable. Su tío Uriel lo mantiene preso convenciendo al resto que es un peligro para los demás y para sí mismo.


FAMILIARES
Nombre
Edad • Grupo • Ocupación • Vivo o Fallecido


Leto – Ángel – Fallecida – Era un ángel vinculada a la oscuridad, su voz se expandía por los campos y las estrellas parecían fulgurar ayudando a los caminantes a encontrar su destino. Todos tenían un especial cariño hacia la mujer de cabellos dorados, prácticamente blancos, que susurraba al aire su melancolía provocando que el mundo se iluminara en la nocturnidad.

Zeus – Ángel - Fallecido – Era un guerrero formidable, aunque un padre ausente debido a sus lios amorosos con cualquier hembra que se hallara cerca de él. Su esposa era el gran amor que poseía, pero el resto eran su harem particular. No le importó romper cientos de corazones y abocar a la muerte a las mujeres que decía admirar. Leto fue una de ellas, para su desgracia. Su hijo Rafael es idéntico a él físicamente, aunque por fortuna la bondad y misericordia de Leto anida en él.

Killian – Mellizo – Desaparecido, teme por su vida pues puede sentir el dolor en su corazón. Muchos ángeles son conocidos, familiares o amigos de Rafael. Algunos han optado por olvidarle, prefieren negar su existencia e incluso le dan por fallecido. Creen que la enfermedad que posee terminará acabando con él, igual que sucedió con Leto.

OTROS DATOS
FOBIAS
Perder a su hermano, así como el sufrimiento de este le llena de angustia.

HABILIDADES
Posee

Teletransportación.
Telequinesis.
Barrera de ocultación.
Regeneración.
Metamorfosis.
Cometa.
Velocidad, resistencia y fuerza sobrehumana.
DON ESPECIAL


Llama verde.

Su fuerte don de la palabra provoca que las personas que poseen heridas en el alma, o en sus sentimientos, sanen mediante su conversación y la imposición de sus manos en cabeza, torso y rostro.

Puede curar a los humanos con facilidad, así como a los de su propia especie... incluyendo demonios. ¿No han escuchado eso de ayudar incluso a tu peor enemigo?

Su poder se llama la llama verde de Rafael, pues los destellos de sus manos son verdes con algunos tonos azulados y blanquecinos cuando cura.

La danza del dolor.

Su voz unida a una cítara puede llegar a tener un ritmo envolvente que puede inspirar, pero también aniquilar. Pues el ser que caiga en su ritmo puede terminar agotado, desfalleciendo por lo tanto, y cayendo de forma que puede ser aniquilado.

ARMAS


La espada de la verdad.
Posee una espada elaborada por Logan, la cual tiene una hoja filosa que embadurna en veneno para clavarla en sus enemigos. Es una bastarda, como así se llevaban en tiempos remotos cuando fue elaborada, su empuñadura está envuelta en cuero curtido para evitar daños en sus manos. Sin embargo, estas están ásperas por los siglos empuñándola.

El Arco del destino.
Arco y flechas elaborados para dar caza a demonios, pero también a otros seres dominados por la oscuridad.

Otras Pertenencias:

Una mochila de aspecto parecido al cuero, siempre la lleva con él y es de color negro. En ella lleva medicamentos para enfermos, vendajes y ungüentos que ayudan a sanar con mayor facilidad. También polvos venenosos que mezclado con su propia sangre es un veneno que evita que se cierren las heridas de su enemigo.


GUSTOS Y DISGUSTOS


Te Gusta: La lectura, la música, caminar por los senderos, la naturaleza en todo su esplendor, los animales, dialogar para encontrar nuevos puntos de vista sobre todo con respecto al arte y la filosofía.

Ama sentarse en invierno frente a una chimenea tomando cacao caliente o café, durante décadas básicamente su alimento nocturno fue el café mientras movía los troncos apilados en la chimenea.

Odias: La violencia, la enfermedad devastando al hombre y los castigos demenciales a los niños.

Hobbies: Volar, correr, conversar, leer, escribir sus memorias en un pequeño libro el cual lee para recordar y reflexionar.



avatar
Rafael
Angel
Angel

Mensajes : 959
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.